domingo, septiembre 04, 2011

Las horas se han hecho frías, he buscado mil excusas para evitar recordar.
Hoy salí con mi perro a pasear, aprovechando el sol del día, juntos inventamos miles de aventuras al andar; después de todo, es él quien me hace sacar una sonrisa, en éstos días algo agrios. Pensar que un día nos vimos rodeados de personas, y hoy sólo somos dos.
Dos que nos aguantamos y nos damos calor al dormir.
Eres el único capaz de aguantarme y quizás yo sea la única capaz de aguantar tus desordenes. Y ya ves, ya estás por cumplir un año junto a mí y vieras que agradezco tu existencia pequeño cuatro patas, tan incondicional y regalón, siempre tienes un laguentazo o un ladrido para acompañar nuestra soledad. Quien mejor que tú conoce mi sentir; mi vivir... compañero Fiel, que corres al verme llorar para secar mis lágrimas de un sólo languetazo.
Quizás hoy estuvimos un poco tristes, pero siempre habrá un mañana, un mañana para ambos, nos queda un mundo por vivir y mil caminos para aventurarnos al andar, mi querido y pequeño Gaspar.


No hay comentarios: