lunes, agosto 01, 2011

Tú que vas por la vida cantando canciones al viento, tú que con tus risas puedes cambiar mis días. Tú que alegras las más tristes de las noches, tú... siempre tú. Tú que sin querer llegaste a mi vida y la marcaste. Tú que conoces mis lunares de memoria, tú que a cada momento me haces tuya, y respiramos el mismo aire y compartimos las mismas sábanas.
Adoro cuando tu cuerpo y el mío se hacen uno, una y otra vez... y esas ganas de que el momento no se acabe, y ese sentir de volvernos infinitos a momentos. No sabes cuanto te pienso y te añoro, no sabes cómo te recuerdo en mis días, no sabes todas las canciones que canto para tí, no reconoces los latidos que mi corazón hace latir por tí, no sabes como mi boca busca la tuya en sueños. No sabes como ni cuanto Te quiero, no lo sabes... Y te mantienes vivo en mí, marcado en mi corazón, en mi mente y en mi cuerpo. Y sabes? No quiero despegarme de tí, no quiero dejar de ser tuya. Mi cuerpo ya encontró su lugar, y ese lugar... es en tí.
Te quiero.

5 comentarios:

Alejandra dijo...

Me encantoo la entrada Un beso :)

kaötika dijo...

simplemente precioso!me has hecho recordar como me sentía con un viejo amor. te sigo!

Johanna dijo...

Hermoooosas palabras !

anna dijo...

Precioso, sencillamente precioso !!

Afortunada tu...

Disculpa mi ausencia todo este tiempo !!

Mil besos

azul dijo...

bellisimo! poder transformar sensaciones en palabras es un don...hermosa entrada, me movió recuerdos..beso